6 d’abr. 2018


Arqueología de la Medicina
Termoterapia:
El calor como tratamiento

Calentadores de arcilla para uso terapéutico y medicinal (siglo I a.C). Sin duda alguna, son los precursores de las actuales bolsas de agua caliente y las almohadillas térmicas. 


A través de un orificio, situado en la parte superior, se llenaban con agua o aceite caliente y sus diferentes formas, permitían adaptarse a la parte del cuerpo que se deseaba tratar: oídos, pies, manos, pecho, abdomen, incluso órganos sexuales externos.

La aplicación de calor local, dependiendo de la zona, se empleaba para curar problemas respiratorios, lesiones musculares o articulares, reumatismos, infecciones (como cistitis y otitis); incluso para aliviar los cólicos y dolores abdominales durante la menstruación. 

Se hallaron en un edificio que podía funcionar como asclepion (templo sanador) en Nea Paphos. Este lugar, junto con Kition (Larnaka moderna), fueron los centros médicos más importantes de Chipre durante los períodos helenístico y romano.

Cap comentari:

Publica un comentari